El nuevo consumidor
Las 11 renovadas tendencias

 

Desde incluso antes del Covid 19 se empiezan a reflejar ciertos comportamientos en el  consumidor siendo este cada vez más dinámico, más informado, más capacitado y sobre todo más sensible al  entorno.

De acuerdo a estudios, investigaciones de diferentes sectores encontramos un consumidor orientado a lo siguiente:;

– La salud como su mayor riqueza. Y no solo por la situación actual, el consumidor ve a su salud como su principal activo, por eso la tendencia de comer bien, el fitness y ahora mas, el autocuidado son tendencias que prevalecerán en nuestras próximas generaciones

– La nueva vejez. Una población cada vez mas envejecida, con tasas de natalidad que bajan y que hacen que nuestros padres y abuelos sea cada vez una población mas numerosa, pero mas vital. Gracias a los avances de la medicina moderna, el cuidado de la salud y la cultura fitness nos estamos encontrando una generación de adultos mayores cada mas activos en redes sociales, en actividades al aire libre y con mucha socialización. Una vez vamos avanzando y gradualmente saliendo en la cuarentena del corona virus, algunas de estas actividades se retomarán, especialmente cuando tengamos una vacuna o anticuerpo que evite el mas mínimo riesgo de contagio. Sin embargo ese momento está mas cerca.

– El final de la espera: llegamos a la era de la impaciencia, el consumidor de hoy busca simplicidad, rapidez y que todo esté a un “clic”. Esas largas filas en bancos, diligencias serán cosas del pasado.

– El serio ambiente. El consumidor actual y las nuevas generaciones especialmente, cada vez tienen como premisa el cuidado del planeta. Mas sensible a las problemáticas. Por eso un cambio de que nos debe traer esta pandemia, es el cuidado y protección acelerada del medio ambiente. Si algo nos ha alegrado en estos tiempos de cuarentena es ver la capa de ozono recuperando niveles de hace 30 años, los animales silvestre en las calles y los delfines en costas usualmente muy concurridas.

– Personalización: cada vez somos mas individuos y menos segmentos. Ese tema del target o mercado objetivo será algo del pasado. Cada consumidor será un individuo y hay que tratarlo como tal.

– Cada vez mas incluyente. Aquellos tiempos de discriminación racial, sexual, étnica o cultural es un tema del pasado. No por nada en Colombia cerca del 17% de la población es parte de la comunidad del LGTBI. Nuestros hijos están creciendo en un mundo mas abierto, integrado e incluyente.

 

– Home Entretainment: el entretenimiento o planes en casa no son comportamientos de la cuarentena del Corona Virus. Esto viene desde antes. No por nada Netlfix, Dominos Pizza vienen creciendo sus ventas aceleradamente en los últimos 5 años. Y hoy por hoy aplicaciones como House Party, Tik Tok, entre otras será pan de cada día. Sumado a lo vivido actualmente donde nos hemos reencontrado con nuestras familias, con hábitos como cocinar y cenar en casa, que nos permitirán recuperar espacios nunca antes pensado en un mundo cada vez mas externo. De hecho ya muchos constructores y diseñadores están cambiando los estándares de vivienda y apartamentos, promoviendo espacios sociales dentro del hogar como un estudio, centros de entretenimiento, cocinas mas amplias, entre otros.

– Contact less: o me atrevo a decir al ZERO CONTACT. EL covid 19 nos está convirtiendo en personas conscientes de los riesgos del contacto físico. Si bien personal y culturalmente somos una cultura cálida en abrazos, saludos de beso, creo que esto no se perderá porque eso lo hacemos con personas que queremos y apreciamos. Pero en el mundo exterior y cualquier interacción que tengamos con desconocidos, nos hará de menos contacto. Usar mi lapicero, mi termo, mi mug del tinto y especialmente la manipulación de dinero serán cosas del pasado. Esto acelerará otros medios de pago, no solo con tarjeta, sino con monedas virtuales o pagos digitales a través de aplicaciones especializadas.

– El aquí y el ahora del Ecommerce: la aceleración del comercio electrónico no tendrá límites. Comprar ropa, alimentos, utensilios de cocina, y servicios como la educación tendrán una aceleración insuperable en los próximos años. Es momento de pasar el río y el que no esté en capacidad de hacerlo se quedará al otro lado de la orilla viendo los clientes al frente.

– Desaceleración: es el momento de bajarle ritmo a la vida. Esas frases de casa, carro y beca quedarán en el pasado. Volveremos a lo esencial,  a la familia a lo realmente importante. Lo material perderá importancia, y pondremos por encima aspectos fundamentales como la salud, la familia y lo espiritual. Sentirme bien será mejor que vestirme bien. El dedicar tiempo a otras cosas y al balance de vida propio serán muy importantes. Aprenderemos a vestirnos para estar en casa, sin querer decir que lo haremos con la camiseta de publicidad de Coca Cola o Pepsi. Creo que la imagen no se perderá, pero si cambiará de hábitos, veremos prendas de vestir muy buenas para estar en casa y tapabocas marcas Nike muy perseguidos. Ojo al teletrabajo, que nos llegó a romper con horarios. Más temprano que tarde aprenderemos a poner límites. La casa no puede convertirse en una oficina de 24 horas 7 días a la semana.

– El momento de ser solidario y equitativo: un consumidor más abierto, sensible, e incluso a la situación de personas cercanas, muchas veces olvidadas, incluso dentro de nuestras mismas familias.  Será un consumidor más empático con el prójimo, con la sociedad y más colaborativo.

Por ahora son estas tendencias, pero lo que si es claro y siendo coherente con el contexto, serán muy dinámicas y cambiantes.

 

si te gusto este articulo comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
WhatsApp chat
>